Los 10 mandamientos del smart shopping

Shopping. Esa actividad que para unos es un suplicio; para otros, éxtasis y para unos cuantos más, una adicción. Pero al final siempre puede convertirse en una pesadilla. No encontrar esa falda o pantalón que necesitamos para la oficina, ¿el vestido para la boda de Fede y Val? MISSION: IMPOSSIBLE. Por eso, hay de shopping a shopping y no basta con buscar y comprar, hay que (tener suerte y) saber hacerlo de la mejor manera posible. Por supuesto, todo se aprende con la práctica y experiencia, pero definitivamente existen algunos principios básicos que toda smart shopper debe tener siempre en la cabeza:
  1. En cuanto veas algo que te guste, ¡cómpralo! No esperes a que lleguen las baratas o que lo encuentres “a mejor precio” en otro lugar. Si dejas pasar la oportunidad, te va a doler.
  2.  Caso contrario, si no estás totalmente convencida de comprar algo (que no te termine de gustar, que te quede chico o grande, que sea difícil de llevar), ¡no te lo compres!
  3. Algo que te has puesto solo una vez y no tienes ganas de volverlo a usar (es más, ni siquiera recuerdas su existencia), ¡hazte un favor y libera espacio en tu clóset!
  4. No te encapriches. Si alguna tendencia llega o ha regresado pero no te queda o crees que en esta ocasión será diferente… Piénsalo dos veces. ¿Bajaste de peso? ¿Superaste ya la alergia a la lana o la comezón del turtle neck?
  5. Los básicos en tu clóset que no pueden faltar y que toda chica, sin importar su estilo, debe tener: 1) Camisa/blusa blanca, 2) chamarra de piel, 3) cualquier prenda con animal print, 4) red shoes  y 5) el clásico black dress.
  6. Procura ir acompañada, pero OJO, las amigas mienten, los espejos no. O sea, encuentra el punto intermedio entre ambas opiniones. De forma objetiva decide si lo que te estás probando te hace justicia. No te juzgues tan duramente. Algo que aprendí es que ni los chicos nos critican tan feo como lo hacemos nosotras mismas.
  7. Mantente fiel a tus gustos, a tu estilo y a tus encantos. Oh, sí. Sobre todo esto último; ya sabes o has identificado qué es lo que te hace lucir ES-PEC-TA-CU-LAR, qué destaca más aquellas partes de tu cuerpo envidiables por otras y deseadas por el género masculino. Sácale el máximo provecho a eso.
  8. No escojas dos prendas parecidas pero sí compra una en dos colores distintos. Sobre todo si estás indecisa sobre cuál llevar.
  9. Evita las catfights. No descuides las cosas que escojas, sobre todo en las sales. Nada de estar peleándote con otra mujer por unas botas. Not sexy, not cool.
  10. Sonríe y disfruta al máximo la experiencia de comprar y la sensación post-compras. Has hecho un excelente trabajo, ¡felicidades! Por cierto, ¿qué rico duele el cuerpo cuando termina un día de intenso shopping, no?
Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.