Manual para ser la mejor PR girl de tu vida – Parte III

#7 – Escoge tus batallas. No dudamos que no ganes todas, pero hay que ser lo suficientemente listas para no caer en absurdas catfights. Recuerda que la única palabra que lleva “cat” que nos gusta es catwalk). De verdad, nunca debemos perder el estilo ni la clase. Gente ignorante, chismosa y conflictiva habrá en todas partes, pero no tiene caso discutir con ella porque jamás te darán la razón. No seas víctima de las envidias, mejor contesta siempre de forma inteligente y cortés. Si están sobrepasando tu límite de tolerancia, despídete muy cordial y aléjate tranquilamente.

#8 – Crece tu red de contactos. No tienes que salir cada fin de semana sin descanso pero tampoco te quedes siempre encerrada en tu casa. Conocer gente es interesante, divertido y fructífero. Incluso, interactúa en Twitter con gente que consideres clave para cualquier aspecto de tu vida. OJO, no seas descaradamente interesada. Tacto y paciencia, querida. Por último, no necesitamos decirte que noviazgos, romances de verano, nuevos amigos y hasta los mejores trabajos salen de conocer personas nuevas.

#9 – Quema tus cartuchos sabiamente. Ok, ya expandiste tus contactos. ¿Qué pasa después? Este es un punto muy delicado y requiere (mas bien, exige) mucho coco. Aprende a identificar cuándo es momento oportuno de usar los recursos (conexiones) que tienes a tu alcance. En algunas ocasiones podrás pedir favores por alguna amiga o familiar, pero tampoco te olvides de ti. Muchas veces el contacto podrá ayudarte una sola vez y that’s it. Piensa en posibles escenarios para decidir qué hacer y no olvides agradecer a quien te esté echando la mano (más que un correo electrónico, un detallito te hará quedar muy bien).

#10 – Ve más allá. Cualquier persona puede tener un detalle o dar un regalo a otra (y tal vez en una fiesta de cumpleaños sea el mismo que llevan los otros cien invitados). En este caso, sea un festejo o cualquier ocasión (porque no hay días especiales para tener atenciones con la gente, sobre todo con la que queremos), lo más importante es demostrar que conocemos o que hemos hecho impecable research sobre los intereses o gustos del individuo en cuestión. Wine lover? Ok, todos le van a llevar una botellita… Investiga un poco más, como cuál es su casa favorita y sobresal con algo más personalizado. Incluso, ¡plasma tu sello personal en la envoltura!