The Cocktail Dress

Escoger un vestido de cóctel puede ser algo tricky. Es común que el que elijamos marque la diferencia entre verte sexy-chic y slutty. Y aunque a algunas chicas no les molesta en absoluto que las perciban como “fáciles”, la realidad es otra para aquellas con clase y estilo. Por ello, debemos ser muy cuidadosas en nuestra selección. Recuerden que no es necesario enseñar tanto para impactar, aunque si tienen stunning legs, un envidiable derrière, o una linda espalda u hombros, nuestra recomendación siempre será que le saquen provecho a esos encantos suyos.

A continuación cinco tips para tomar una buena decisión:

1) Evalúa tu complexión
Estamos más que concientes de esto, pero muchas veces se nos van las cabras al monte y por alguna extraña razón, nos encaprichamos y queremos usar un vestido muy parecido al que le vimos a Kirsten Stewart o a Anne Hathaway en una red carpet. Please, debemos considerar nuestra estatura, tamaño del busto (el escote adecuado es un must para acertar con el cocktail dress) y qué tan delgadas o en forma estamos en ese momento. “Tamales mal amarrados”, JAMÁS.

2) Evita buscar tu cocktail dress en tiendas “extravagantes”
Por ejemplo, no se paren por Bebe. Lo siento por las que sean fans, pero parece que todos sus maniquíes están listos para salir del escaparate e irse a trabajar en el sex business. Debo admitir que hace algunos meses me compré tres vestidos de esa marca y en ese momento quedé satisfecha. Últimamente me los he intentado poner y con dos de ellos me siento como una teibolera. Fail!

3) Respeta algunas fórmulas:
– Animal print + corte/modelo de vestido moderado/recatado = Go for it!
– Animal print + corte/modelo de vestido ultra provocativo = PELIGRO, ¡vas a dar un show!
– Lentejuelas + lentejuelas + lentejuelas = Are you nuts? (*Uno de mis vestidos es así y ERROR, me siento totalmente asirenada en mal plan)
– Tela lisa + (un poco de) lentejuelas/adornitos/incrustaciones moderadas = Todo bajo control
– Escote pronunciado + espalda baja + falda muy arribita = Hola, mi nombre es (inserta nombre exótico)
*En esta última fórmula, escoge solo un atributo para no errar. Hasta un vestido negro con mangas largas pero con espalda abierta o falda corta se ve IM-PAC-TAN-TE. Recuerda, un vestido de cóctel se caracteriza, entre otras cosas, porque es corto, nunca llega abajo de las rodillas.

4) Colores fuera de lo común
Puedes ir a la segura, ponerte tu “little black dress” y verte fenomenal, pero esperemos que no todas las invitadas lleven el suyo. En Must Wanted nos gusta arriesgar y por eso te alentamos a que escojas colores divertidos. Si puedes, olvídate del plateado y del dorado. ¿Qué tal un amarillo? (O zapatos amarillos). Con un vestido rojo ya sabes que llamarás la atención y despertarás el deseo en muchos hombres. Incluso, si va a ser negro, por fa, que no sea tradicional. Busca uno con un corte asimétrico, plumas (WE LOVE FEATHERS) o con un toque que lo haga distinto y especial.

5) Ojo con los zapatos
Imposible que los dejemos fuera. Mucho ojo, por lo general recomendamos que sean sencillos para que tanto el vestido como ellos compartan los créditos principales de la noche. Si tu vestido es super sexy o llamativo, escoge unos lindos heels lisos o sin tanto adorno. Caso contrario, si tu vestido es muy sencillo, apuesta por unos pumps o peep toes más locos.
*Aunque la mayoría de las mujeres prefiere u opta por peep toes para cócteles, NO es una regla.

 

 

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.