Por lo general, detrás de cualquier personaje, hecho u objeto impresionante existe una gran historia. En este caso, se trata de una filosofía; la de reutilizar el excedente (material “desperdicio”) de un panel para dar origen a un espectacular frente de trinchador. Desde la primera vez que lo ves es inevitable no dejarte atrapar por el collage de hojas que tapiza sus puertas. Sin duda, una fusión de ingenio, inspiración, estilo y conciencia ecológica. ¡BRAVO!

¿Te gustó? Pues se trata de una pieza única (sí, solo un afortunado hogar podrá presumirla) y se encuentra a la venta en Hat Diseño.