Sí, aunque el verano estará cargado de muchos colores llenos de luminosidad (como el turquesa y el naranja), o casi fluorescentes, creemos que sería un poco escandaloso llevarlos a la oficina. Por ello, algunos diseñadores como Giuseppe Zanotti aun dejan espacio en sus colecciones para modelos con colores más tenues o sobrios (beige o hueso), pero que para nada resultan aburridos. Por favor, ¿a quién no le gusta el baby pink? Nos hace ver tan lindas, tan tiernas, tan inocentes… Casi como unas santas, ¿no? Y no es que no lo seamos. Además del rosa, recuerda buscar peep toes en tonos neutros para las ocasiones más formales que tengas y olvídate un poco del negro.