El calor ha reaparecido y nuestra piel por supuesto que comenzará a resentirlo en breve. Por ello es importante que tomemos ciertas -sencillas- medidas para cuidarla. A continuación cinco recomendaciones:

1. Toma mucha agua. Con mucha nos referimos a 3 litros al día. Los 2 litros reglamentarios son básicos pero en época de calor, necesitamos aumentar nuestro consumo de H2O. El agua es clave para la hidratación integral de tu cuerpo.

2. Usa bloqueador solar. Te lo repetiremos hasta el cansancio, aunque veas que está nublado, los rayos del Sol están presente. No salgas sin haberte aplicado un protector, ¿vale? Evita el envejecimiento prematuro que se refleja en arrugas, manchas y resequedad.

3. Refresca tu piel. Nos referimos a actuar directamente sobre la superficie de tu rostro. Para ello, más que una crema sugerimos un atomizador de agua. Además de la sensación de frescura que te brindará al rociarla sobre tu cara, hay algunas que te ofrecen beneficios adicionales, como la tonificación. Te sugerimos el Evian Facial Spray o la Thermal Spring Water de Laroche-Posay.

4. Exfoliación en casa o facial en spa. Es indispensable que le demos un buen mantenimiento a nuestra linda cara. Date un tiempo a la semana para remover las células muertas, lucirás una piel más radiante y la tendrás en mejor estado para enfrentar las inclemencias del ambiente. Puedes probar el Vitamin C Facil Cleansing Polish de The Body Shop, el cual además te ayudará a promover la producción de colágeno.

5. No olvides tus labios. ¡Tu boca también es parte de tu cara! No la dejes fuera. Por ello, lip balm durante día (escoge uno con filtro UV), tarde y antes de dormir (hay algunos diseñados especialmente para la noche). Recuerda que no solo debes humectarlos en tiempo de frío. ¡El calor también les causa resequedad! La opción que más nos convence es Chapstick, porque cubre varias necesidades y cuenta con una amplia gama de (deliciosos) sabores. ¡Tú escoges!

¡EXTRA!
Tampoco olvides cuidar tus ojos. Usa gafas oscuras también con filtro UV para protegerlos del Sol y procura mantenerlos humectados. En espacios donde el aire acondicionado es muy fuerte, los ojos tienden a resecarse. Nunca está de más cargar con un gotero de lágrimas artificiales.