El chico HOT de la clase

No necesitan ser famosos para hacernos babear. Los niños guapos siempre nos han servido como motivación para entrar a la escuela, ¿cierto? Cuando la clase está superaburrida, pues volteamos “discretamente” a echarle un ojo a ese bombón para fantasear un poco con él. Lo mejor de todo es cuando logramos alguna interacción, por más pequeña o tonta que sea… ¡Uff! Nos derretimos. ¿Que sonría y se le hagan esos hoyitos sexy en los cachetes? O-M-G. Si corremos con más suerte, hasta conviviremos más tiempo con él gracias a los benditos trabajos en equipo o cuando se arme un grupo de estudio para exámenes. Así que ya sea solo para verlo o de verdad queramos acercarnos a ese chico hot, no perdamos esa bonita costumbre de, como ellos dirían, “sabrosearlo”… Por supuesto, desde varios ángulos. Tomen nota, la lección de hoy es no importa desde qué lugar te sientes, sácale provecho.

1) Cuando te sientas al lado de él: Definitivamente el mejor spot. “¿Tienes corrector que me prestes?” Blah, blah, por supuesto que la plática se la haces a quien se sentó cerca de ti, justo a un lado. Además, superlindo sentirlo tan cerca, ¿no? Ayuda con la tarea, roces casuales y bromitas no faltarán… Definitivamente, la mejor posición para comenzar una amistad (y después tal vez algo más…)

Parece agobiado… Te pedirá pronto que lo ayudes a estudiar. 😉

 

2) Te sientas atrás. Admirarás su bonita espalda, y si algún día se siente cansado, pondrá su mochila en el escritorio y se recostará sobre ella para echarse una siestesita. Si te va bien, este acto lleva consigo que se le levante un poco la playera o se le bajen un poco los jeans, por lo que podrás admirar parte de su espalda baja, pero sobre todo, los sexy boxers que trae puestos ese día. 😉

 

Hombres que se atreven a usar rosa… HOT! Se le ven bien esos boxers, ¿no?

3) Desde el otro extremo del salón – en diagonal a él. Sabes que puedes verlo cuantas veces lo desees sin correr tanto riesgo de que te cache y hagas un oso. Aunque no puedas observar detalles, obtienes una vista que pocas apreciarían, pues es como a lo lejos contemplar un hermoso paisaje prácticamente en su totalidad.

4) Adelante de él. La menos recomendable aunque aquí dependerá más de tus encantos y trucos para activar algún tipo de relación. Jugar o acomodarte un poco con tu pelo es básico, voltear con él para preguntarle algo también aplica. Nunca olvides el sentado sexy y el jugueteo con tu pluma. Si combinas y mantienes todos tus moves, hay gran posibilidad de que él se anime a hacer o decirte algo.

¿Quieres acompañar a este chico a escuchar música después de clases? (Dile que tú llevas el café y los paninis)
¿Quieres acompañar a este chico a escuchar música después de clases? (Dile que tú llevas el café y los paninis)

 

El galán de clases de los 90, ¿a poco no?
Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.