¡DETOX y cuenta nueva! 5 MUSTs para sentirte ligerita

De vez en cuando hay que hacerle una limpieza a nuestra vida y el inicio de año se convierte en el momento perfecto. ¿Con qué debemos comenzar y qué no podemos olvidar? Libérate de lastres y cosas que definitivamente ya no te hacen bien, no te dejan crecer y hasta te ocupan espacio valioso. A continuación los 5 aspectos que consideramos MUSTs para empezar este 2013 más ligerita.

1. Tu cuerpo

Comiste muchísimo durante todo el año pero sobre todo durante las fiestas. Te sientes como un globo aerostático y ya es hora de que no solo cierres el pico sino de limpiar tu organismo. ¿Cómo lograrlo? Toma mucha agua (tus dos litros de cajón), desparasítate y pregúntale a tu médico de cabecera por un laxante (también hay algunos tés naturistas). Además puedes optar por otro tipo de terapias (aunque suelen ser un poco más caras) como la hidroterapia de colón, presoterapia o conoterapia. Tú escoge, ¡pero procura hacerlo!

*Tampoco olvides cuidar y limpiar tu exterior. Ve al salón a que te apliquen una ampolleta en el cabello u opta por un tratamiento en casa para contrarrestar el maltrato que ha recibido en los últimos días. Básico que te hagas manicure y pedicure, así como un buen peeling y exfoliación corporal.


2. Tu clóset

Ok, nadie quiere enfrentarlo y lo evitamos por mucho tiempo, pero en serio es crucial que por fin te deshagas de lo viejo para poder dar paso a lo nuevo. No te aferres a ese suéter que ya ni usas, a esas cositas (inútiles) que guardas como recuerdos (ok, puedes quedarte con la más importante pero no más), y sobre todo a esas prendas que crees van a regresar (no te engañes). Mejor recuerda, ¡no hay nada tan maravilloso como lo nuevo!

*Te sugerimos hacer lo mismo con los productos de belleza que ya no uses (y que tal vez ya caducaron o están en condiciones deplorables; sucios, rotos, etc.). ¿Esos barnices que compraste en el 2000? Oh girl, please, su ciclo terminó. Una cosmetiquera linda, limpia y en orden es lo que toda chica merece y necesita.


3. Tu círculo social

Basta de seguir con relaciones que no contribuyen o aportan en tu vida. Sí, hablamos de esas personas que ya identificaste como malas compañías (las de fiesta nunca lo son, eh). Nos referimos a esas que siempre están de mal humor, tienen pésima actitud, conflictivas o que siempre quieren que se haga su santa voluntad. Esas “amigas” a las que no les gusta verte feliz o que te critican hasta el más mínimo detalle, y también aquellas que solo te buscan por conveniencia. Termínalas con un “Hasta la vista, baby!”. Quédate con las que sabes perfectamente que valen la pena, ¡sí, las que ya te lo demostraron!

*Puedes comenzar con una depuración de “amigos” en tus redes sociales. Muchas veces necesitamos hacer algo que confirme o valide nuestra decisión. ¡No tengas miedo! (Algunos ni lo notarán).


4. Hombres

Sí, a lo largo de años pasados saliste con varios; unos resultaron buenos y otros unos patanes de primera, aunque sin importar su naturaleza, igual desaparecieron, ¿cierto? Si todavía no lo has hecho, ¿qué esperas para borrarlos de tu existencia? Ellos lo hicieron sin mucho dolor, ¿no? Tu turno: Libreta de contactos del celular – checked! WhatsApp, Twitter y Facebook – checked! Regalitos que te dieron – checked! (Si no los quieres tirar, guárdalos en una caja pero sepúltala en un lugar donde no la tengas a la mano/vista). Si, arrepentidos, se atreven a manifestarse otra vez, ¡mas les vale que sea para algo en serio!

*Si aparecen por cualquier tontería o excusa, ignóralos. No sabemos lo que pretenden, pero si de verdad quieren volver a tener contacto contigo, te buscarán por cielo, mar y tierra. Así de sencillo.


5. Tus hábitos

Lo más difícil quedó al final pero no olvides que si realizas o suspendes algo por 21 días consecutivos, lograrás el cambio que tanto buscas. Si fumas, dile adiós. ¿Imposible? Hay varios métodos para dejarlo si la voluntad no es suficiente. Fíjate una meta o una lista de PROs y CONs para ayudarte a ser fuerte y perseverante. ¿Ir al gym diario para lucir cuerpazo en Semana Santa? ¡Lo vale! Y… Yes, you can!

*Procura establecer objetivos a corto y largo plazo pero nunca pierdas de vista que vale la pena el “sacrificio” que estás llevando a cabo. No te mates al principio yendo diario al gym si nunca lo has hecho; podrías cansarte rápido y no te darían ganas de regresar la próxima semana. Muchas veces ir poco a poco es lo mejor y el secreto está en ser constantes.
Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.