A ver, solteras, la mayor parte del tiempo nos quejamos por la falta de un amor, ¿o me equivoco? Por supuesto que nos morimos por tener esa compañía especial, pero pocas veces pensamos en la responsabilidad y el gran paquete que nos vamos a aventar al decidir estar con alguien. Ya saben, habrá que hacer “pequeños” sacrificios, ceder en algunas situaciones, convivir con su familia y amigos, manejar discusiones, entre otros retos. En fin, la convivencia en pareja no es simple y es un trabajo que ambas partes deben hacer día a día. Pero mientras ese gran amor llega a nuestras vidas, ¿por qué no disfrutar de nuestro estatus actual? Hay mucha gente que todavía no descubre cómo ser feliz durante esta etapa, que no sabe cómo estar bien consigo misma o que necesita a fuerza estar en una relación porque así se ha acostumbrado. Y aquí viene una acalaración súper importante para todas: soltera no significa estar sola (sobre todo porque te tienes a ti y eres la única que nunca te va a abandonar pase lo que pase). Antes no lo creía, pero es importante querernos primero nosotras y sentirnos satisfechas con lo que hacemos. Eso es parte del imán que le dice a la vida: “Hey! Ya estoy lista para que pongas en mi camino a esa persona que me va a volver loca y va a ocasionar tremendo caos en mi existencia” (LOL). Ok, tal vez esté exagerando, pero normalmente eso pasa. Todo marcha de maravilla y de repente, el amor llega con ese mágico poder para sacarte de balance. Es cuando necesitas seguir enfocándote en tus cosas y no permitir que tu mundo se ponga de cabeza. En fin, ya me desvié un poco (bastante) del tema, por lo que sin más choro, enlisto algunas de las ventajas, libertades y delicias de estar soltera:

1) Más tiempo para ti. Hobbies, cafecitos, vinitos y road trips con amigas, siestas, ¡uff!
2) Más sapos que besar. ¡Qué lindo es coquetear y que ellos quieran conquistarte por una noche!
3) Menos explicaciones que dar. “Quise hacerlo, ¿algún problema?”
4) Más lana para consentirte. “¿Su videojuego de Call Of Duty o una sesión de masaje para mí?”
5) Más atención y aprendizaje. Ser independiente y autosuficiente es algo que nos va a servir toooda la vida. ¡Aprendamos a cambiar una llanta! (Aunque por supuesto esperemos y dejemos que algún caballero nos ayude con esa tarea).
6) Menos compromisos que atender. El bautizo del sobrino de tu novio… A las 8:00 a.m.
7) Más contacto con los ex. Si no fueron patanes, hijos de la (inserte su adejtivo favorito aquí), y te llevas increíble con ellos, tienes toda la libertad de verlos y salir a divertirse juntos, algo que es IMPOSIBLE cuando andas de novia.
8) Más oportunidades que tomar. ¿Gran oferta de trabajo en Brasil? ¿Ir de intercambio sin romperse el corazón? Nice!
9) Menos preocupaciones, enojos y estrés. “¿No ha llamado? O sea, ¿quién se cree? ¡ARGHHH!”
10) Más proyectos que planear (en solo). ¿Maestría en el extranjero? ¿Coche o depa nuevo? ¿Vacaciones en Tailandia?

Y tú, ¿qué disfrutas de estar soltera?