Ningún dilema como el que tiene una mujer…

No está padre estar en una encrucijada. La presión que sientes está cañona y aunque te enfrentas a situaciones relativamente ‘sencillas’ (que los hombres seguramente resolverían en cuestión de nanosegundos), son en realidad un estrés y una agotadora carrera contra el tiempo. Incluso, una precipitada o mala decisión podría cambiar tu vida (ok, no, pero sí tu estado de ánimo y por todo el día o una temporada). Otras veces no se trata de regarla o no, sino de tomar la mejor elección para evitar el terrible ‘hubiera’. Ni modo, está en nuestra naturaleza el debatir con nosotras mismas (en la mayoría de los casos). Pasemos entonces a los 10 dilemas que más nos acechan.

¿Cuál otro crees que faltó? Mejor aun, ¿cuál es el tuyo? ¡Morimos por saber!

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.