Nostalgia noventera… WTF! ¿En qué estábamos pensando?

WTF! ¿En qué estábamos pensando cuando usamos o nos pusimos eso? Esa fue nuestra expresión y pregunta cuando mis amigas y yo comenzamos a recordar viejos tiempos. Tal vez varias de ustedes sean muy jóvenes, y de lo que trata este post es de un viaje al pasado, precisamente a la época en la que estudiamos la secundaria (1994-1997). Oh sí, el pleno apogeo de los años 90, que creyó superar a los escandalosos y horrorosos 80 (cuando en realidad eran una extensión/versión reloaded de ellos). We were SO WRONG! (Eso sí, para equilibrar decidimos desempolvar también lo bueno que tuvimos. ¡Y vaya que disfrutamos de cosas increíbles!) Si nacieron entre 1980 y 1985, se sentirán identificadas y dominarán lo que verán a continuación. Si son de generaciones posteriores, ¡ojalá se rían! Y no, no se trata de mitos o leyendas escolares que han escuchado antes, ¡todo en verdad existió!

WTF!

90 OUTs

1) La mochila de reja metálica
OUCH! A quien se le haya ocurrido fabricar este modelio no tenía muy claro que a las alumnas se les hace tarde y para llegar a tiempo a la escuela, tenían que correr… ¡Con una caja de fierros golpeando contra sus piernas! El dolor se volvía más intenso cuando tocaba el uniforme de diario (falda o jumper). Como sea, esta mochila fue TODO UN ÉXITO. Ah, cómo nos gustaba portar esos moretones al último grito de la moda.

2) Los cubitos, chupones (y agregados)
Sí, nos encantan y nos vuelven locas los accesorios, y a una edad tan joven no nos importa qué nos ponemos o colgamos. No importa que pareciéramos perros o gatos con un collar (cuerito) y que formáramos nuestro nombre con los dados (una letra en cada cubo). Lo más triste aún era que no fuimos tan fashionistas como para mejor portar un “Sexy Bitch” o “Queen B”. Respecto a los chupones de diversos colores y de diferentes tamaños (todo evoluciona, así que después llegaron los delfines), creemos que el punto era que la que más tenía, era la más cool

3) El famoso copete con rollo de papel higiénico
Ok, todavía hay una que otra mujer que lo lleva… Y que además le encanta presumir cómo se lo hace mientras maneja. Aunque nos choque, este fleco era muy IN. ¡O sea, lo usaban Brenda y Kelly (Beverly Hills 90210)! Es como si Blair y Serena (Gossip Girl) hubieran impuesto el mismo hace dos años. En fin, hay gente que se casa con un estilo o tendencia, o incluso década. Ahí la tienen, ¡atrapada en los 90!

4) Las donas + los pantalones cuadriculados
En este punto, la única responsable y culpable es Fey. Y no solo de las donas, sino de los horrendos tenis a.k.a “choclo” con plataforma y los pantalones de cuadritos tipo payasito. Karma, Fey, mira ahora dónde y cómo va tu carrera. Tarde o temprano tenías que pagar por lo que hiciste. Lo más penoso era que todas imitábamos no solo en vestuario sino en coreo a la popular intérprete de Media Naranja. Si las chavas ahorita tienen como ídolo a Selena Gomez o Demi Lovato (lo sentimos, no pudimos encontrar a la Fey en los dos miles), ¡qué suerte tienen! Es notorio que ellas cuentan con un stylist mucho más PRO.

5) El biberón
Quién sabe qué nos pasó, pero creo que no nos amamantaron bien de peques. No cargábamos una botella de agua (todavía no existían) y en lugar de optar por los termos tradicionales, decidimos usar biberones. La apariencia baby rockeaba muy cañón (ya vieron el boom de los chupones), así que el agua de sabor en cada mamila lucía con mucha onda.

¡Qué paique!

90 INs

1) Los dulces
Variedad. Eso era lo que teníamos. Desde los caramelos importados hasta las deliciosas y aciditas innovaciones de marcas mexicanas, como el Salim y el Chilim, y qué decir de las Vero que han trascendido hasta nuestros días. ¿Pero qué fue la novedad? Nos apantallaron los anillos, las paletas de dedo, Garfield y Oddie, además de los rollos de chicle, Nerds y los que venían dentro de vasos que cambiaban de color al llenarlos con agua fría.

2) My Magic Diary + Discman
Ahorita cualquier chamaco puede tener un celular y si es un smartphone, bueno, afortunado el puberto (seguro saca las mejores calificaciones). El punto es que aunque no éramos una generación súper techie, no significaba que los gadgets no existieran. Conocimos el KCT y lo vimos sucumbir frente al CD. ¡Y ya nadie traía un Walkman! Lo de ese entonces era llevar un Discman… No importaba cuánto saltara el maldito disco. Las agendas y libretas de tareas (en papel) eran lo más común, pero CASIO se encargó de hacer más divertido el guardar datos e información. Además de contar con calculadora, conversor de monedas, traductor de idiomas, block de notas y un directorio en el cual podías “dibujar” a tus contactos, podías comunicarte con otra persona que tuviera el mismo aparatito. ¿Qué tal, eh? No tan mal para estar en 1995.

3) Los estuches inteligentes/robotizados, los lapiceros con puntillas intercambiables + La Pluma Loca
Si de algo no nos podemos quejar es de nuestros útiles escolares… ¡Esperen! ¡Malditos márgenes! Ok, trauma superado. Fuera de esa terrible tarea que tenías que realizar antes de entrar al nuevo ciclo escolar, todo era una motivación. Igual y siempre fui muy ñoña y lo más padre era ir a comprar todo lo necesario para estudiar, pero cuando encontrabas que un estuche traía el zacapuntas integrado, un espacio para clips, goma, hasta una lupa y termómetro, además de contar con doble carátula (ambas con los dibujos japoneses más padres), ¡la emoción se exponenciaba! Lo mismo sucedía con los lapiceros más chic (por favor, ¿sacar punta? Hellooo? Le cambias la puntilla). Tan increíbles que hasta olían a frutas. Por útimo, La Pluma Loca, la cual terminó en otros usos. ¡Cuántos no vi en mi salón!

4) Trapper Keeper
Más para la chaviza de prepa que de secundaria, pero todo mundo quería esta carpeta. Formaba parte de sentirnos grandes y de dejar atrás a esa escuincla que usaba cuadernos cuadriculados. Un sello distintivo de la década que terminaba muchas veces como almohada (se acolchonaba con una sudadera, por supuesto) o como asiento para el piso. Los personajes más famosos (tanto de series de TV como caricaturas -sí, caricaturas, como Hello Kitty, Transformers o Mi Pequeño Pony), aparecían en la cubierta.

5) Los patines de una sola línea
Eran un MUST del momento. Adiós a las patinetas y avalanchas. Oso salir con tus patines de antaño (con el freno enfrente. Ah sí, porque los de una sola línea lo traen atrás). Hasta Mattel lanzó una Barbie con este modelo en blanco y ruedas rosas que brillaban cuando hacían fricción con el piso. Pasaron de una novedad a todo un clásico.

 

 

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.