“No busco algo serio por ahora, pero me la paso bien contigo”… ¿Ya te sabes ese cuento?

Nos quejamos muchas veces de que los hombres se anden con rodeos, que no nos dejen claras sus intenciones o que nos busquen de forma intensa y luego desaparezcan. No tener la certidumbre sobre si somos algo serio para ellos o solo un pasatiempo nos desconcierta y hasta nos pone de malas porque no responden tal como “deberían” o esperamos, ¿cierto? ¿Pero qué pasa cuando son -brutalmente- sinceros y lo que dicen no nos agrada? Sí, la otra cara de la moneda también tiene su lado feo, el dejar a un lado suposiciones y aceptar la cruda verdad, duele. “No busco/quiero algo formal contigo” es una bomba al corazón, sobre todo si tienes bien definido qué deseas con ese prospecto, si salieron varias veces y te ilusionaste o peor aun, si ya andas clavadísima. Además, es una frase que puede tomarse como “solo quiero un acostón (o varios)”, pero cabe aclarar que no se trata siempre de una dinámica de “fuck buddies” (aunque por supuesto que el sexo sin compromiso está presente), sino mas bien de gozar de todo lo que una relación conlleva pero sin compromisos, sin reclamos, con las libertades de las que tanto creen renunciar ellos cuando deciden “engancharse” con alguien.

Sus razones tendrán para no querer apostar por algo estable (reciente ruptura amorosa, rebound, proyectos personales o crecimiento profesional, en fin), pero cuando te ponen las cartas sobre la mesa dependerá de ti si quieres o no entrarle al juego; sin expectativas, en el mismo canal que él, el de disfrutar el momento y de lo que hagan juntos. No hay más. ¿Te crees capaz o suficientemente fuerte como para lidiar con una situación así? Entiendo que te sientas THE catch, la mujer que va poner su mundo de cabeza, enamorarlo y hacerlo cambiar de opinión… Ya sabes, convertirte en THE ONE. Pero, ¿y si no? OUCH! No hay por qué mentir, controlar tus sentimientos no será fácil, pero tampoco imposible de llevar a cabo. Seguramente él te ayudará a través de su restricción de detalles, limitación de muestras de afecto y barreras que levantará la mayor parte del tiempo para reforzar su postura.

¿Qué sigue? En mi opinión, aguantar y ver qué pasa. Y uso justo esa palabra porque no encuentro otra más adecuada. Igual y si por ti fuera, ya estarían planeando boda y escogiendo nombres para sus hijos, ¿o no? Si ya llevas un rato en una relación abierta con este chavo, tómate un tiempo y descubre si más adelante si en realidad te basta con lo que te da. Eso sí, no te engañes, cuando algo no te llena por completo, hay de dos sopas: sigues aguantando con una “esperanza” o lo cambias. Tan-tan. Todo mundo tiene un límite, así que en cuanto te canses de todo esto, te será mucho más sencillo decirle adiós, “esto ya no funciona para mí”, con la misma sinceridad con la que él estableció el arranque de una ambigua carrera. Tal vez debamos repetirnos y recordar continuamente que no merecemos estar en una posición condicionada, en la que nuestros sentimientos y deseos pasen a segundo plano. Tener un poco más en alto nuestra dignidad y respeto por lo que queremos es fundamental. No estoy diciendo que las chavas que se animen o que ya están en estas andadas sean unas idiotas y que no vayan a lograr un buen resultado, solo hago hincapié en que si no eres de las que busca una aventura, un amor de verano o que no está conciente de que él puede marcharse en breve y sin ninguna explicación porque ya se aburrió, puedes salir lastimada. Your choice, ¡ánimo!

 

 

 

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista.
Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Entérate al momento
  • ¿Estás en busca de un #vibrador? 😱 (¡Santa María Purísima!) Entonces deja que @faLiahut te ayude mostrándote los má… https://t.co/G24yjtO7uk
    hace como 2 semanas

La guía para un estilo de vida fabuloso.
Conoce al equipo

Contacto
info@mustwanted.mx