Venganza en San Valentín. Basada en hechos reales + mucha ficción (y no, no es una peli)

Especiales para los enamorados, para los Forever Alone y algunos en nombre de la amistad. ¿Pero quién se acuerda de los corazones rotos y ardidos? Pues nosotros. Ok, ok, el 14 de febrero se trata de celebrar el amor, pero cuando te cortaron hace poco o no has superado todavía tu última relación, es un día que APESTA. Este post es un homenaje a todas a las que las rompieron en pedazos. Claro que lo ideal sería/es regirnos bajo la filosofía del “move on, déjalo atrás, que ya no te importe, enfócate en ti” pero eso lleva tiempo y hay que aceptar algo, por supuesto que nos gustaría hacerle una que otra travesura o darle su merecido a ese ex o patán con el que salimos, ¿a poco no? No se trata de llevar a cabo cada una de las ideas que exponemos a continuación (aunque si quieres, ¡adelante!), lo que queremos es que te quedes con un buen sabor de boca al leerlas y pienses cuál sería la reacción del culpable de tu pena. Todas son súper básicas y agregamos unas algo locas que requieren un ‘poco’ de presupuesto, pero al final, depende de nosotras el nivel de lección que le queremos dar (por lo menos en nuestra imaginación).

1. El reemplazo

Salir con un hombre guapo y tomarte fotos para compartirlas en tus redes sociales es meh. Pero vete a comer con su mejor amigo aunque no haya interés alguno puede ser bastante satisfactorio. O con algún otro chico que no tolere… Seguramente te mencionó a alguien cuando estaban juntos. Como sea, se va a enterar y si ya no siente ‘algo’, te aseguro que de todas formas se va a MO-LES-TAR. Lo que les duele a ellos se llama ego porque, como sea les cala que ya no estés ahí.

1. Mejor amigo

2. Fabulosa

Estar en tu mejor momento. Nada como haber caído en depresión y después renacer como ave fénix de entre sus cenizas. El cambio de look es un MUST; tú escoges si te cortas el cabello o lo tiñes con un fabuloso color. Sigue el regreso al gym. Conforme vayan desapareciendo las ojeras y los ojos hinchados, así como esos ‘muffins’ que acumulaste por tanta comfy food, las selfies a la orden del día, eh. Y por supuesto la mejor actitud de ahora en adelante. Prepárate para lucir espectacular y divertirte en fiesta a la que te inviten. Ya tuviste suficientes fines de semana viendo El Diario de Bridget Jones, así que a desempolvar la mini y los high heels. Ah, ¿esa prenda que tanto le gustaba? Recuérdale lo bien que se te ve. 😉

2. Fabulosa como Emily Thorne

3. Twerk it

Cuando Miley Cyrus tronó con Liam Hemsworth, su carrera fue… como un lanzamiento de una nave de la NASA. Miley EVERYWHERE. Y pésele a quien le pese, she’s on top. No fue sorpresa que su actitud justo antes y después del breakup refleje o manifieste sus ganas de libertad y de “me lastimaste, pero sabes qué, f*ck u”. No hay nada mejor que triunfar y que tu éxito no pase inadvertido. Claro que ser famosa ayuda mucho, ‘pobre’ Liam, no podía escapar de su ex, veía a Miley en todas partes; Twitter, programas de TV, revistas, en fin. En corto: Qué bien que se entere que todo va mejor sin él. Just keep it classy. 😉

3. Twerk it like Miley

 4. Rumour has it

Afectar la reputación del susodicho no está cool pero se vale ser objetivas y advertir a otras chavas, ¿no? Gracias a la unión del despecho con la tecnología, se han creado apps como Lulu y otros sitios en los que nos podemos desahogar. Solo dependerá de ti qué tantos trapitos quieras sacar al sol. Y no, el “I’m Better Than That” de Survivor de Destiny’s Child no aplica en este caso. Sabemos que somos buenas, pero a cada acción hay una reacción y como bien dicen: “Hell Hath No Fury Like A Woman Scorned”. Eso sí, ¡cero bandalismo, eh! Así que nada de romper vidrios o aventar huevos a su coche. Mucho menos escribir en una de sus puertas que es un méndigo infiel para que todo México se entere. 😉

4. Reputación

5. Sin gastar

Mandarle algo embarazoso a su oficina. Oh, sí, nada como la humillación pública. ¿Qué tal algo girly, infantil o que no vaya para nada de acuerdo a su personalidad? Incluso puedes hacer pasar el paquete por algo que él mismo haya pedido/ordenado. O en la mañana un cafecito con un purgante disuelto. ¡Detallazo! Otra opción medio tonta pero igual de molesta es registrar su correo electrónico y suscribirlo a newsletters de lo que más le choque o de cupones en general, qué más da. Tal vez algunos vayan directito a su junk mail, pero otros saturarán su Inbox. El castigo no durará por siempre, pues tiene la posibilidad de darse de baja (uno por uno).

 5. Oops

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista.
Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Entérate al momento
  • ¿Estás en busca de un #vibrador? 😱 (¡Santa María Purísima!) Entonces deja que @faLiahut te ayude mostrándote los má… https://t.co/G24yjtO7uk
    hace como 2 semanas

La guía para un estilo de vida fabuloso.
Conoce al equipo

Contacto
info@mustwanted.mx