¿Marcados para siempre? 5 personajes con sombras que no desaparecen ni en la oscuridad

¿Qué haríamos sin los personajes entrañables? Aquellos con los que te encariñas, te identificas o simplemente te cautivan poco a poco sin darte cuenta. Cuando los matan o mueren, lloras y maldices su suerte. ¿Qué fuerte, no? Rara vez toca un villano conmovedor o que lo amas por ser tan, tan malo e inteligente, y si por algo lo entiendes, lo quieres y lo defiendes, él cumplió su objetivo. Tristeza total cuando aparece un personaje gris, como Ashley en Revenge; provocaba absolutamente nada, bueno, náuseas o bostezos. Pero creo que lo peor que puede pasarle a un actor es que su personaje lo supere y lo marque para siempre. A continuación cinco casos de celebridades que vivirán -¿por cuánto tiempo?- bajo la sombra de quienes los hicieron famosos.

1. Harry Potter. Ni siquiera me acuerdo de cómo se llama en realidad. Ah, sí, Daniel Radcliffe. Este joven actor hizo algunos proyectos que, si no soy tonta, buscaba justo quitarse los lentes, capa y varita a como diera lugar. Sin pudor, se aventó a hacer un full frontal (corríjanme si me equivoco) en Equus. Luego protagonizó La Dama de Negro (no vi la peli, sorry), y después de ahí no lo hallo. Pero no te pongas triste, querido Harry, siempre tendremos Hogwarts.

2. Carrie Bradshaw. Ver a Sarah Jessica Parker hasta la fecha no hace sino remontarme a Sex & The City. Incluso me atrevería a pensar que va disfrazada de su ‘extinto’ personaje a todos lados. No puedo diferenciar a una de la otra en su día a día. Además, en sus diversos papeles siempre hay algo que la delata y nos declara: “Carrie todavía vive en mí”, sin hacer énfasis en las muy pocas variantes de look. Para mí, siempre será recordada así y se va a llevar ese nombre a la tumba.

3. Blair Waldorf. Odiosa pero amada, conspiradora, estratega, culta, con excelente gusto y además, guapa. Después de breves participaciones en otras series de TV, a Leighton Meester le sonrió su primer protagónico. El show gozó en promedio de muy buen rating, aunque había temporadas en las que todo era predecible y llenas de dèjá vus. A diferencia de SJP, Leighton sí sale a la calle como los mortales y ha enfocado su carrera en el teatro musical y la cantada. En cine no ha hecho algo relevante, así que hasta que no le caiga tremendo papel, Queen B seguirá en nuestra mente.

4. Fran Fine, “The Nanny”. ¡Cómo olvidar a la Nana Fine! Lo bueno fue que impactó tanto que la contrataron para una peli en Rusia, en su casi mismo papel. Después de varios intentos fallidos en la TV, fuera de Mary Poppins, seguramente se llevará el título de una de las niñeras más populares de la farándula.

5. Terminator. Y con su regreso este año lo consagra el trigésimo octavo gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. Tal vez me equivoque pero no recuerdo ninguna cinta en la que haya destacado por su actuación. Es más, no puedo nombrar otro título. Hasta la vista, baby!

Bonus. Jason Statham. Uhm… Tricky, ¿no? La realidad es que en su caso, el actor se ha comido a sus personajes. En todas sus películas vemos a este guapo pelón tal como es. Se dio a conocer como El Transportador, y desde ahí se ha dedicado a demostrar una y otra vez, lo que mejor sabe hacer: pelear rudo. De todas formas lo amamos, ¿no? Y con ese cuerpo le perdonamos sus repetidas e indistinguibles participaciones.

Quienes mataron su carrera con su mejor papel:
1. Haley Joel Osment (“I see dead people”)
2. Macaulay Culkin
3. Matt LeBlanc

Quienes están en riesgo:
1. Kerry Washington – Scandal
2. Ellen Pompeo – Grey’s Anatomy (Bueno, neta, ¿a quién le importa?)
3. Lea Michelle – Glee!

Quienes han escapado a pesar del éxito de las series o filmes:
1. Jennifer Lawrence
2. Shayleen Woodley
3. Robert Downey Jr.

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.