¿Presupuesto limitado? Despierta a tu smart shopper

Conforme pasan los años no solo defines tu estilo; aprendes a diferenciar entre una tendencia y lo que verdaderamente te queda bien. Un largo proceso de prueba y error (acompañado de preguntas tipo “¿cómo pude pagar por esto?” o “¿en qué estaba pensando?”), así como la asesoría de una consultora de imagen profesional me ayudaron a pulir mi guardarropa. El resultado fue sentirme mucho más cómoda, segura y contenta con mis decisiones.

Sin embargo, más allá de haber alcanzado esa importante meta, pude reconocer otras lecciones que también me han convertido en una compradora inteligente. Por fin pude decirle adiós a los arrepentimientos y ver que ya no despilfarraba los pocos centavos que tenía, sino que los convertía en una inversión. Comencé a actuar de forma consciente.

Toma nota:

1. Con la edad, el peso de una marca cambia gracias a que tu perspectiva es más amplia. Si antes era un sinónimo de estatus, cuando maduras te das cuenta de que es irrelevante. Por esa razón y desarraigo logras fijarte más en el diseño y en la calidad de otras que no entran en la categoría de lujo. Además, recuerda: Paga por lo que de verdad te ENCANTE, así evitarás pensar después que hiciste una mala o apresurada compra. Y sí, habrá valido cada centavo.

2. Si te encantó algo, cómpralo doble… Porque lo más seguro es que el día en que ya no esté para llevarse puesto, lo extrañarás con locura. Así que más vale invertir en esos zapatos o t-shirts que te flecharon y que podrás seguir usando en un futuro a largo plazo.

3. En la temporada de rebajas enloqueces, ¡agarras todo! Pero al momento de tener que dejar algo, no sabes de qué despedirte. Sientes que todo es una oportunidad y que no puedes desaprovecharla. Respira. Mas vale llevarte algo que necesites a un capricho. Prioridades antes que promedios o cantidades. Por ejemplo, ¿qué es lo que más necesitas? Si tuvieras que elegir solo uno, ¿qué sería?

4. Ok, ya te enamoraste, ahora por favor asegúrate de que te quede bien. Sobre todo hablando de zapatos. Por más lindos y baratos que estén, no te los lleves si te cortan la circulación (nada de estar jugando a la Cenicienta) o si te nadan. Si no estás buscando formar un oversized look, ¡olvídalo!

5. No esperes a las rebajas… Llévatelo en el momento si consideras que lo que ya viste se venderá como pan caliente. No necesitas consultarle a una adivina, activa tu sexto sentido de compradora, confía en tu instinto. Puede que cuando le pongan la etiqueta roja o verde no esté en tu talla o simplemente se haya agotado.

6. Compra en línea. Ahorrarás recursos, como tiempo y gasolina. Otra de las ventajas es que en algunas ocasiones te topas con artículos exclusivos o con atractivos descuentos. Incluso, si realizas una buena selección, el envío es gratis. Ojo, si no estás 100% convencida de que te va a quedar, no hagas el pedido.

7. Opta por básicos, clásicos y piezas statement. Estas últimas le agregarán un toque divertido a tu outfit y serán siempre halagadas en el lugar que vayas. No apuestes por lo pasajero o de corta vida, lo dejarás sepultado en un rincón de tu clóset. Respecto a los ítems que no deben faltar, como el Little Black Dress (LBD), nunca pasarán de moda y podrás usarlos sin importar la estación del año (por supuesto, de acuerdo al clima).

Facebook Twitter Email
Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Entérate al momento
  • ¿Fashionista y aún no conoces la suite de Coco Chanel en el Ritz París o la de @TiffanyAndCo en el St. Regis NY? https://t.co/4YUjrpWJwm
    hace como 12 horas

La guía para un estilo de vida fabuloso.
Conoce al equipo

Contacto
info@mustwanted.mx