MISIÓN: ¡CUERPAZO!

Si deseas aceptarla (y cumplirla con éxito), sigue estos 6 pasos

Finales de diciembre, y no somos adivinas pero estás más que entusiasmada por escribir esa lista de propósitos que seguramente incluirá –por enésima vez- tener un cuerpazo, ¿verdad? Siendo realistas sabemos que la manera más efectiva de conseguirlo es haciendo ejercicio y llevando una buena alimentación. Así que mientras nos dure la disposición que trae el Año Nuevo, debemos aprovecharla al máximo. ¿Sabías que se necesitan aproximadamente 21 días para crear un hábito? Pues entonces, ¡manos (y todo el cuerpo) a la obra!

  • Ten una motivación clara. Si algo es realmente importante para ti, será suficiente motor para lograr que dejes los brazos de Morfeo y te levantes temprano o aunque haga un frío de los mil demonios cumplas con tu actividad física. En serio, si no te interesa, vas a tirar la toalla en una semana.
  • Cambia el switch. Tu meta no debe de ser verte tan delgada como (inserta aquí el nombre del ángel de Victoria’s Secret que más admires o envidies), sino estar en tu mejor forma y condición. Ten en cuenta que cada organismo es diferente y que los resultados varían, sin que eso signifique que estén mal. Así que dejando este punto claro, pasemos al siguiente.
  • Comienza leve, ¡no quieras arrancar con una hora corriendo! Le tienes que subir el nivel poco a poco, porque exigirte tanto desde un principio solo terminará en una palabra: sabotaje. Si puedes, recurre a los profesionales. Los entrenadores o instructores son quienes te ayudarán con tu rutina y lo más importante, no permitirán que te lastimes.
  • No solo hagas cardio. Mucha gente vive engañada al creer que es el único camino para perder peso/quemar kilocalorías. Otro mito es que si comienzas a cargar peso te vas a inflar… ¡Mentira! Aunque si ese es tu fin, claro que puedes. Infórmate y sobre todo, pide la guía y supervisión de algún coach o profesor. Además, recuerda, tonificar tus músculos es parte de sentirte y verte bien.
  • ¡Paciencia! No te desesperes… al no ver resultados rápido o a corto plazo, lo cual obvio desanima. Respira. El David no se hizo en un día. Más allá de concentrarte en la meta, enfócate en el momento, en lo increíble que se siente esforzarte, sudar; ¡oh, sí! liberar la tensión o el estrés, despejarte de los problemas, y cargar tu lado positivo gracias a la producción de endorfinas, esas famosas hormonas encargadas de hacerte sentir bien.
  • Busca aliados. Hay partes o zonas del cuerpo que de verdad no ceden (¿esos gorditos?). Así que se vale darte una ayudadita con cremas, o por qué no, con métodos más avanzados gracias a la tecnología. Por ejemplo, las cabinas de colágeno son opción para conservar la elasticidad y juventud de la piel. Conforme más envejecemos, menos colágeno producimos, lo cual permite la aparición de arrugas y celulitis.

Ya sabes, acumula tus tres semanas y estarás del otro lado. ¡Suerte!

Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Entérate al momento
  • RT @picpetmx: #somosMexico #TuiterosUnidos ayudenme a encontrar a dónde llevar alimento para perros. NO centros de acopio sino lugares dond…
    hace como 4 horas

La guía para un estilo de vida fabuloso.
Conoce al equipo

Contacto
info@mustwanted.mx