Lee esto antes de que te vuelvas adicta a los groupones… O si ya eres una

Seguramente dominas qué es Groupon y otros servicios de la misma categoría. Por supuesto que representan un tremendo ahorro (por eso te has convertido en una grouponholic, duh), pero es probable que tarde o temprano te sientas estafada. En caso de aún no te hayas dejado seducir por sus irresistibles ofertas y estás a punto de caer (no te culparemos), toma en cuenta los siguientes puntos:

1. No todos los establecimientos son garantía. O sea, parece que Groupon o empresa similar no exige que cumplan con ciertos estándares de calidad. ¡Cualquiera puede ejercer su derecho a participar! Por lo que no te sorprendas cuando veas dónde te metiste, ok? Además de la imagen, su servicio tampoco es evaluado. #FAIL. A mí me tocó ir a Vella Spa Reductivo y fue un FIASCO. Terminé enojada por su pésimo trabajo (cero expertas) y mi dinero se fue directito a la basura.

2. Ojo con las fotos. Todo se ve muy bonito, pero la mayoría (si no es que todos los que ofrecen una promoción) utiliza alguna o varias pertenecientes a un banco de imágenes en lugar de unas que muestren sus respectivas instalaciones y procedimientos. Si eres muy observadora, puedes toparte con casos como en el que se use una de sesión de quimioterapia cuando están vendiendo un check-up médico. Nuevamente no hay una revisión ni control. Otro #FAIL.

3. Checa su sitio web. Como bien dicen, no se puede juzgar a un libro por su portada, pero una atractiva le da ventaja, ¿estamos? Una página bien diseñada, organizada, con buena redacción y sin faltas de ortografía te dirá mucho acerca del negocio. Tampoco tenemos algo contra Wix, pero no contar con un dominio propio es chafísima y la verdad, poco profesional (mismo caso que en los blogs. #Sorrynotsorry).

4. Recuerda cuál es su objetivo. Enamorarte. Principalmente en los tratamientos estéticos. Esos descuentazos son solo el gancho para que los conozcas. Muchas veces 10 sesiones no serán suficiente, por lo que tendrás que regresar pagando el precio normal o adquirir algunos productos in-dis-pen-sa-bles para el mantenimiento. Incluso van a ofrecerte otra cantidad de servicios que seguramente “necesitas”. ¿Pero de verdad podrás afrontar la suma? Por algo buscaste el groupon desde el principio. ¡No eres rica!

5. Conoce un límite. “Cirugía de extracción de bolsas de bichat o liposucción de papada”… ¡A mil pesitos! Por supuesto que se lee tentador, aunque tu salud no debería nunca de basarse en cuidar tu cartera, sobre todo cuando involucra un proceso quirúrgico,  sea o no ambulatorio. Una cosa es comprar un paquete de alitas y chelas en equis restaurante y otra muy diferente exponerte a una operación por esa ridícula cantidad.

 

Dafne Ruiz

Editora

Creadora de Must Wanted. Escritora, blogger y periodista. Colabora en Vanity Fair México.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Entérate al momento
  • Porque el odio de tus compañeros de trabajo puede ser temible, por favor, no se te ocurra cometer estas faltas:… https://t.co/CAtwRDWKnA
    hace como 9 horas

La guía para un estilo de vida fabuloso.
Conoce al equipo

Contacto
info@mustwanted.mx